Evidentemente, las redirecciones en JS afectan al SEO de la página. Se usan para aportarle dinamismo. Como tales, están soportadas por Google Bot, y se pueden emplear como utilizaríamos un enlace normal y corriente. Por supuesto, desde una perspectiva semántica será mejor utilizar un enlace. Es decir, un elemento <a>.

El problema viene cuando no queremos que el usuario pulse en el enlace o botón para redirigirlo. Es decir, cuando queremos que la redirección se dé en todo caso, de forma incondicional. ¿Por qué haríamos esto?

Puede que hayamos movido el contenido de nuestra web. En este caso, desde una perspectiva semántica, sería mejor introducir una redirección.

Pero algunos SEO tratan de engañar al motor de búsqueda mediante estos enlaces. Ofrecen un contenido en HTML, con el objetivo de captar la atención del motor de búsqueda, pero cuando quien entra en la página es una persona, la redirigen a la página deseada. Por ejemplo, páginas de conversión, suscripción o captación.

Evidentemente, Google Bot es lo suficientemente inteligente como para detectar este tipo de comportamiento. De modo que si tratamos de hacer este uso de Java Script para redirigir a los usuarios, es probable que la página de entrada ni siquiera resulte indexada. A fin de cuentas estamos indicando al buscador que no es esta, sino la página de destino la que consideramos relevante.

En resumen, podemos utilizar JS para redirigir al usuario a otras páginas. Pero generalmente será una mejor práctica utilizar redirecciones y elementos HTML (anchor). Además, si lo que pretendemos es camuflar la redirección no tendremos éxito: el robot será redirigido e ignorará las páginas de paso en su indexación.

El funcionamiento de Google Bot

Como explica John Mueller en su serie Ask Google Webmasters, cuando tratamos de indexar una página que redirige a otra mediante JS en el lado del cliente, Google Bot es lo suficientemente inteligente como para detectar estas redirecciones.

Esto implica que no intentará indexar aquellas páginas que utilicemos para redirigir a otras. Por mucho que lo hagamos en el lado del cliente, en realidad le estaremos indicando al motor de búsqueda que la página que consideramos relevante es aquella a la que redirigimos el tráfico. Como si hubiéramos insertado una redirección 301.

Esto implica que si introducimos una redirección en el lado del cliente, cuando el robot de búsqueda visite la página y sea redirigido, ignorará la página inicial, como lo hicimos nosotros.

¿Por qué redirigir al usuario mediante JS en el lado del cliente?

Lo más habitual si intentamos redirigir al usuario mediante JS en el lado del cliente es que estemos intentando seguir una estrategia black hat. Insistimos: nos referimos a redirecciones incondicionales. Esto no se aplica a aquellas redirecciones que dependen de una acción del usuario, como hacer click en un enlace o en un botón.

Como ya hemos explicado, estas redirecciones no tendrán ningún efecto positivo en nuestro SEO. Antes serán perjudiciales, ya que habremos perdido la autoridad de las páginas de paso.

¿Cuándo y cómo redirigir al usuario en nuestro sitio web?

En cualquier otro caso, recurrir a Java Script en el lado del cliente para redirigir al usuario será, con toda probabilidad, una mala práctica. Por supuesto, tendrá efecto sobre el SEO de nuestra web, pero lo más probable es que no sea el esperado.

A fin de cuentas, el robot tratará de navegar solo a través de nuestros hipervínculos. Y si le forzamos a terminar en otra página de nuestro sitio web, será esta y no la página de origen la que tendrá en cuenta.

Artículos relacionados:

Si los enlaces salientes ayudan o no al SEO es un debate común entre las personas que nos dedicamos profesionalmente a este sector. Personalmente, opino que sí ayudan. Pero lo cierto es que debemos tener en cuenta algunos detalles a la hora de incluir este tipo de enlaces en nuestra página web.

Veamos, por tanto, qué son los enlaces salientes, qué función cumplen y en que casos ayudan o perjudican al SEO de nuestra web. Y, ¿qué mejor modo de hacerlo que con un rápido vídeo de John Mueller, de Google Webmasters?

¿Qué son los enlaces salientes?

Llamamos enlace saliente a cualquier link que vincula nuestra página web con otra página web. Esta puede pertenecer al mismo sitio web o a otro. Por ejemplo, lo más frecuente es contar con un menú que enlace a las diferentes páginas de nuestra web. También podemos tener enlaces a nuestras entradas, recursos multimedia y otros archivos dentro de nuestro servidor.

Sin embargo, sería más correcto desde un punto de vista técnico hacer referencia únicamente a los enlaces que apuntan fuera de nuestro sitio web. Esto nos permite diferenciar entre los enlaces internos y externos.

Diferencia entre enlaces internos y externos

Conforme hemos explicado antes, los enlaces que insertamos en nuestra web pueden apuntar a nuestra propia página (por ejemplo, el menú) o a páginas de terceros. Esto nos permite diferenciar entre enlaces internos y externos.

Introducir ambos tipos de enlaces es importante, porque ayuda a la navegación y permite a nuestros usuarios y usuarias incrementar la información que tiene a su alcance. Además, los enlaces internos nos ayudarán a aprovechar nuestro crawl budget, haciendo que el bot de rastreo sea capaz de visitar más páginas dentro de nuestro propio domino.

Y aquí es donde entra en juego el debate. Siguiendo el argumento anterior, ¿los enlaces salientes no implican sacrificar nuestro crawl budget?

Objetivo y efectos de los enlaces salientes

El objetivo de un enlace saliente es complementar la información y recursos que ofrecemos a nuestros visitantes. Gracias a este tipo de enlaces podemos llegar más lejos de lo que lo haríamos en solitario, sin reinventar la rueda cada vez que queremos crear contenidos.

Este objetivo está inserto en el propio ADN de Internet, y por tanto no deberíamos entenderlo como negativo. Los enlaces salientes nos permiten apoyarnos en fuentes de autoridad y contextualizar la información que estamos ofreciendo, por lo que es una buena práctica incluirlos en nuestros contenidos.

Otro uso corriente de los enlaces salientes es aportar autoridad a nuestros contenidos. Al citar fuentes de autoridad podemos respaldar la información que ofrecemos, exponiendo las fuentes para que los receptores puedan acceder a más información. Esto aporta transparencia a nuestra información (y ayuda a combatir las fake news).

Entonces, ¿debo utilizar enlaces salientes en mi web?

Por supuesto. Los enlaces salientes mejoran la experiencia de usuario y ayudan a los motores de búsqueda a contextualizar nuestra web. Generan confianza y nos permiten dar al tema que tratamos una profundidad que de otro modo requeriría mucho más tiempo y esfuerzo (y, probablemente, duplicar información que ya existe en la red).

El propio Centro de Búsqueda de Google abordó esta cuestión en el pasado, entendiendo los enlaces como una señal de fiabilidad. ¿Por qué, entonces, íbamos a prescindir de ellos?

¡Precaución! ¿Qué debo tener en cuenta a la hora de insertar enlaces salientes?

La única razón para prescindir de un enlace saliente es que tenga un objetivo fraudulento. Google penaliza la compraventa o intercambio de enlaces, de modo que sí existen dos situaciones en las que nuestra página web puede sufrir por incorporar enlaces externos:

Para estas situaciones existen los atributos rel=”nofollow”, rel=”sponsored” o rel=”ugc”. Sobre estos atributos entraremos en detalle en otros artículos, ya que pueden requerir unos conocimientos técnicos mínimos.

Sin embargo, la mayoría de los CMS actuales (como WordPress) permiten la inserción de estos atributos sin necesitar conocimientos informáticos. De modo que no podemos sino recomendar la visualización del vídeo que hemos insertado al inicio del artículo y que te mantengas al tanto de nuestras futuras entradas. Hablaremos más en detalle sobre estos atributos que garantizan la seguridad de nuestros enlaces salientes.

Conclusión: ¿Ayudan los enlaces salientes al SEO realmente?

Entradas relacionadas